Somos la mucosidad infvernal que inesperadamente brota entre el pelaje nasal de los humanos con los cambios de temperatura. Nos escurrimos por las membranas mucosas (oh cavidad, cobijo fiel) deslizándonos viscosos, gustosos y... según lo comprometido de la ocasión, presentándonos con ingenuidad a los espectadores sin avisar al portador, hombre ¡faltaría más!. Por las noches, ronquidos. Por las mañanas, estornudos. Somos la sutil agüilla que asoma por la nariz humedeciendo moustaches de toda índole. Indiscretos a veces, otras cómicos. Efímeros y molestos, como pedos. Felices, siempre. Deseándoos un próspero periodo gripal.



A  CHEESE!

7 comentarios:

Mayte dijo...

jeje
;)

Sergio Delgado dijo...

A QUESO? jeje

celia francisco dijo...

jejeism has come...

El Señor Feo dijo...

infvernal, benissimo Ana

Little Chloé dijo...

Jajajajajajajaajajaja, me matas tía.
Cómo puedes hacer de algo tan rudo, algo tan elegante.
Sinceramente, eres genial.

(por cierto, me he multiplicado: http://smellsliketeenlove.blogspot.com/ )

PSYCOMORO dijo...

Hay cosas que siempre vuelven y podrían insistir en no salir de casa. Desde aquí, la comprensión de otro ser viscoso.

Pat dijo...

Feliz periodo gripal, que a este paso durará todo el invierno...

Publicar un comentario