Vivimos en la comodidad del viscoelástico y del poliéster con espuma, pero nos quejamos de todo y queremos cambiar el mundo a partir de la segunda copa. A la mañana siguiente, nadie se acuerda. Nos llenamos la boca de necesidades opcionales y nuggets vitales, pero se nos arruga la cara y encoje el corazón con el telediario, nos apenamos y afligidos seguimos cortando el bistec. A los 20 años queremos cambiar el mundo, porque hoy podemos y somos potencialmente capaces, porque todo el mundo vierte una responsabilidad abrumante y burbujeante en nosotros, "sois el futuro" afirman. Hoy, animal político; mañana, anacoreta. Las mentes ilusas y peripatéticas que en sigilo actúen moverán las placas tectónicas, nadie se dará cuenta y el terremoto no causará muertes. 

6 comentarios:

El Señor Feo dijo...

muy bien dicho majani, total

Carcar dijo...

qué realidad.

La Jani dijo...

oye, SENTANDO CÁTEDRA

El Señor Feo dijo...

cosa devo fare per sposarmi con i due?

Little Chloé dijo...

Pero si no lo pensamos ahora?
Cuando?
Now or never, lo cierto es que tampoco hay muchos que con 17 quieren hacerlo, al menos a esos habrá que escucharlos.
Besos congelados desde el otro lado del Atlántico.

Lula Curioca dijo...

He vuelto,
Te quiero.

Publicar un comentario en la entrada