h, c'mon!





Con qué algodones me recibes y me despides
y me mantienes y me alimentas
Con qué felicidad diurna, vespertina y nocturna
haces de mi un ser más sonriente
redondo
y mejor
No sé ya ni que hora es,
tampoco el día,
ni en qué idioma habla la gente
ni en qué hablo yo.
Incohaerentĭa summus,
mon cœur
Ich liebe dich
you don't know how much
non siamo così pazzi
encara que ho semblen...
Soy un protozoo que pulula
y se estira al sol
que anda por Barcelona descalza.
y se hace pis de la risa.
Un día me vas a matar a carcajadas,
y saldremos en primera página:
absolutamente jaladas.

3 comentarios:

Lula Curioca dijo...

Los mejores días en cientos.. qué máxima eres, Valenciano.
Vous voulez.. Palomitas?

aina dijo...

yo una vez sentí eso y fui muy feliz ^_^

ainamatopeya.

Ana Kirkpatrick dijo...

y tan agutito, ye!

Publicar un comentario en la entrada