Mi ser se vio sorprendido al sentirse no poco atraído por su música, su insolencia y su segunda eterna edad. Javier Krahe, esto no es amor platónico y no me hagas ser procaz, por diosito te lo pido. Es un genio. 
Escuchad y dejaos enamorar ssssórdidamente...

2 comentarios:

PSYCOMORO dijo...

Pero todo puede ser escuchar a Krahe, trovador del folleteo irónico. Gran hombre, este Javier.

aina dijo...

in love totalmente.

Publicar un comentario en la entrada